Skip to Content

Sexualidad Humana

Como una comunidad evangélica de discípulos y becarios quienes celebran el entendimiento cristiano histórico de la Escritura, la Universidad Azusa Pacific mantiene que la sexualidad es un regalo de Dios y básico a la identidad humana así como una expresión de conducta. Nosotros mantenemos que la conducta de expresión sexual deber ser dentro del contexto de una promesa matrimonial entre un hombre y una mujer y que los individuos se mantengan celibatos fuera del vínculo matrimonial. Entonces, intentamos cultivar una comunidad la cual adopta la sexualidad como dada por Dios y buena y donde se mantienen los estándares bíblicos de comportamientos sexual.

Fundamentos Bíblicos

Los principios fundamentales de la Biblia sobre las relaciones sexuales de los humanos son los siguientes:

  1. Los humanos, siendo creados a la imagen de Dios, son intrínsicamente seres relacionales (Génesis 1:26).
  2. La relación intrínseca de la naturaleza de la raza humana es expresada en varios contextos incluyendo la familia, el matrimonio, el trabajo y para los cristianos, el cuerpo de Cristo (Hebreos 10:24-25; 1 Corintios 12:14).
  3. Los humanos fueron creados como seres con género. Fueren expresamente bendecidos por Dios para ser fructíferos y multiplicarse y ejercitar dominio sobre la tierra (Génesis 1:26-28).
  4. La heterosexualidad es el diseño de Dios para relaciones sexuales íntimas. La unión sexual entre un hombre y una mujer solamente puede ocurrir dentro de la promesa matrimonial (Génesis 2:18; 21-24; Hebreos 13:4).
  5. Jesús reafirma que la promesa matrimonial es entre un hombre y una mujer (San Mateo 19:4-9).
  6. El Nuevo Testamento enseña que los seguidores de Cristo necesitan mantenerse celibatos fuera del vínculo matrimonial. En la unión sexual, tanto el cuerpo y el alma son impactadas profundamente. Una persona que participa en uniones sexuales fuera del vínculo del matrimonio peca contra su propio cuerpo, el cual es el templo del Espíritu Santo (1 Corintios 6:13; 18-20)
  7. La unión sexual entre un esposo y su esposa fue diseñada por Dios para unirlos como “un cuerpo”, creando un cimiento sólido en el cual pueden construir una familia (Génesis 2:18-24; Efesios 5:31)
  8. En la Escritura, varios comportamientos sexuales son prohibidos, los que incluyen pero no se limitan a: fornicación, adulterio, incesto, actos sexual anormales y actos homosexuales (Éxodo 20:14; Levítico 18:7-23, 20:10-21; Mateo 5:27-28; Romanos 1:20-27; 1 Corintios 6:9; Gálatas 5:19; Efesios 4:17-19; Colosenses 3:5)

La Universidad Azusa Pacific promete guiar a la comunidad universitaria a un entendimiento y a una aceptación de su sexualidad dada por Dios como se refleja en esta declaración. Cualquier desviación de un estándar bíblico del comportamiento sexual es pecado y por lo tanto es una oportunidad para el arrepentimiento, gracia y redención, para que como una comunidad podamos honrarnos unos a otros y glorificar a Dios.